martes, 16 de octubre de 2007

Incierto reparo y recojo


When the time was born and the end was dead.


A veces pienso que las esquinas se inventaron para tropezar. No ves lo que está ocurriendo 90 grados hacia el este, andas con paso firme y rápido en una dirección pero de repente te diriges hacia la derecha. Y quizá alguien en ese momento cruza. Y los dos perdemos el norte. O nos esquivamos.


La radio proyecta imágenes que creemos discernir en nuestro vanidoso intelecto.

1 comentario:

narragonio dijo...

o igual tropiezas con la otra persona cayendo en una espiral de cafés, veladas e indescifrables sentimientos...

nunca se sabe lo que está a la vuelta de la esquina, y a veces es mejor.

Relativizando lo relativo