lunes, 4 de enero de 2010

La catedral del mar



He visto que, a veces, en lugar de llevar la carga a las espaldas, la transportáis atada a palos, entre dos hombres.

- Sí, cuando es demasiado voluminosa para cargarla a la espalda.

- ¿Qué pasaría si duplicáramos la longitud del palo?

- Se rompería.

- Pues eso es lo mismo que pasa con las iglesias de los príncipes... No, no quiero decir que se rompan -añadió tras la expresión del muchacho-; quiero decir que como las quieren tan grandes, tan altas y tan largas, las tienen que hacer muy estrechas. La nuestra será todo lo contrario; no será tan larga, ni tan alta, pero será muy ancha. Algún día, cuando esté terminada lo comprobarás: el espacio será común, no habrá distinciones, y como única decoración: la luz, la luz del Mediterráneo. Nosotros no necesitamos más decoración: sólo el espacio y la luz que entrará por allí. -Berenguer de Montagut señaló el ábside y fue bajando la mano hasta el suelo. Arnau la siguió-. Esta iglesia será para el pueblo, no para mayor gloria de ningún príncipe.

La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones

6 comentarios:

Patricia dijo...

Me encantó la novela, me hizo sentir tanto...Gracias por citar esta magnífica obra de la literatura española.
Tortu :)

Narragonio dijo...

Nunca me han gustado los best-sellers, pero a veces dicen grandes verdades, ¿no crees?

Emma Nem dijo...

Ya, Tortu... me encanta! Estoy irremediablemente adicta. Ya voy casi por la mitad. Me trae muchos recuerdos de la Barceloneta :) Thanks for your treasure.

Emma Nem dijo...

Ya.. yo tampoco era de bestsellers. Peeeero merece la pena. Doy fe ;)

Santi dijo...

After to be read "La catedral del mar", I love Santa Maria del mar church more than before. Reading this novel, I remember in the earlies 60' when I came in in it first time, there were some walls and columns which were black from fire and smoke, as a witness of the riots which had had in the civil war 25 years before. But I got absolutely astonished, captivate by its simply and overwhelming beauty.

Emma Nem dijo...

Thanks for the treasure Santi. I tried to imagine your view and it should be very gloomy. So much effort and time of dedication for this blackness. Well, at least, now we can enjoy it without these war hurts :)